Misión Imposible IV "Evo ataca"



La mayoría de personas medianamente informadas sobre lo que pasa en el mundo, seguramente se habrán enterado de la decición de la FIFA de prohibir los juegos internacionales a más de 3000 metros de altura sobre el nivel del mar. Pues bien, inicialmente ese veto al fútbol estaba dirigido a estadios por encima de los 2500 metros, en donde Bogotá, Ciudad de México, Quito, Cusco y La Paz, no podrían efectuar partidos internacionales.

Enseguida todos los medios de esas ciudades se escandalizaron, los gobiernos de los países afectados se pronunciaron y amenazaron con no viajar a Venezuela a disputar la Copa América, si la FIFA no se retractaba en la decición.

Ya pasó un mes aproximadamente y el presidente del máximo ente regulador del fútbol dio a conocer que el veto solo se aplicaría a La Paz y a Cusco por encontrarse a más de 3000 m. s. n. m. asegurando que una actividad física como la que se requiere al jugar fútbol a esa altura, puede traer consecuencias nefastas para la salud.

De esta manera Colombia, Ecuador y México podrán jugar sin problemas en la altura, todas las campañas que emprendieron los países inicialmente afectados crearon lazos de solidaridad entre ellos todo alrededor de la pelota. Sin embargo, los tres países que fueron excluidos de la prohibición, como si nada siguieron su rumbo. Atrás quedaron esos abrazos entre presidentes y esas campañas conjuntas que fortalecieron los lazos bilaterales entre naciones hermanas.

Ocurrió lo que suele pasar en la vida, y es que se hacen amistades por conveniencia, o es que Uribe de cuándo a acá resultó ser amigo de Evo Morales. El único que verdaderamente ha hecho algo meritorio para que la decisión de Blatter se vaya para atrás.

Jugando fútbol en la Paz, echándose un picadito en los nevados de la cordillera de los Andes, mostrando sus dotes como jugador frustrado y como apasionado al deporte rey. Evo, aquel curioso personaje digno de admiración y respeto lucha solo contra la decisión que le prohíbe a su selección ser local en la capital, allí donde le ganó a Colombia 4 a 0 y en donde le ha ganado a los grandes de Suramérica.

No obstante, la vista gorda que tuvieron los países del cono sur con Morales solo fue apoyada por Venezuela, el presidente Chávez, amigo y compañero, le brindó todo su apoyo diplomático para revertir la situación, mientras que el resto del continente le dio un espaldarazo rotundo a Bolivia.

Pero está claro que Evo no es ningún EVON, de aceptarse las peticiones, La Paz estaría habilitada para ser la sede de ese país y así seguir teniendo una ventaja adicional sobre los demás equipos.

La adaptación a la altura, debería ser la misma que al frío o al calor de ciudades como Buenos Aires o Barranquilla respectivamente. Cuál es el miedo de los grandes por jugar a 3000 metros, qué busca Bolivia teniendo al Heduardo Siles como sede. Solo se podrá saber por allá en el 2009, cuando las eliminatorias estén por terminar y el mundial de Sudáfrica esté por comenzar.